NUESTROS TITULOS


El título que se otorga es un título privado, lo que hoy se denomina “título no oficial”, ya que en Argentina tanto “ yoga” como”Pilates” no son materias oficiales y no forman parte de los programas de estudio -homologados por el Ministerio de Educación(que se enseñan en los Colegios, Escuelas o Universidades Públicas y Oficiales).


No existe ninguna ley  que haya sido aprobada por el poder nacional, legislativo, ejecutivo o judicial; ni que haya salido publicada en el Diario Oficial. Todos los títulos de "Profesor de Yoga o de Pilates son privados" y su valor está, solamente, en el prestigio de cada Institución, en sus Programas de Estudio y en la calidad de sus egresados.

Esta misma situación ocurre en los demás países latinoamericanos, al igual que en Europa y en casi todo el mundo, en donde estas disciplinas también son actividades privadas; a pesar de contar con una gran aceptación y aunque se promocionen sus certificados intentando otorgarles supuestos “avales” de diferentes asociaciones o escuelas internacionales, las cuales también otorgan títulos de índole privada.

Lo que sí existe en Argentina, son algunos “muy discutidos títulos oficiales” vinculados al deporte, pero solo con el grado de "Entrenador de yoga deportivo” o  también de “Juez y Arbitro de yoga deportivo", para regular dichas competencias y también hay una Universidad Privada Católica que por decreto de su Director dicta una carrera de "Pre grado de Técnico Universitario en Yoga". Pero una tecnicatura de pre-grado no es un Profesorado ni un Instructorado, con lo cual, con grado de "Profesor de yoga o Instructor de Yoga no existe ningún Título Oficial" y todos los que se brindan en las diferentes Instituciones de yoga bajo esa denominación son "Privados".
Una vez graduados, tanto los Profesores, Instructores de cualquier escuela, como los entrenadores de Yoga Deportivo y Técnicos universitarios en yoga, solo podrán trabajar dando clases en Instituciones privadas; o por su cuenta, de manera independiente, como docentes autónomos monotributistas. Ya que en las Instituciones oficiales y públicas no existe el yoga como materia oficial al igual como tampoco es reconocido por las Obras sociales, medicinas prepagas o sistemas públicos de Salud, por el  momento.

Actualmente hay una gran demanda de Profesores de yoga para atender las muy diversas necesidades de las personas que, debido a innumerables problemas causados por el ritmo de vida que nos toca llevar hoy en día,  buscan  los beneficios de esta ciencia.  Por eso, para los interesados en este camino, les aconsejamos se comprometan a capacitarse continuamente, tomando su propia formación con responsabilidad y seriedad, para que sea sólida e integral, logrando así marcar la diferencia.